Mi piace odiare


El amor es la libertad por cualquier angulo que sea observado, y es tan lógico de pensar que el atarse no es más que una costumbre nada similar a expresar amor, sino simple dominio. Pero quién necesita atarse, si el amor te atrapa el alma sometiendo todo tu ser en un instante. Tantas veces escucho de la dificultad que implica la confianza, paralelamente se hacen oír los militantes de que la fidelidad es un invento social en el que nos encontramos encarcelados, inmersos en esta rutina tan instaurada de la que no podemos huir por muy errónea que la sepamos. Así mismo, te influye el pensamiento de cuestionar sí esta atracción la genera alguien más, y es que el dominio del amor es la atracción por alguien más grande que cualquiera pueda sentir. Algunos se dejan inspirar, mientras que están aquellos que los carcome la idea de la existencia de algo que los consume mientras a su vez abre una pequeña rendija a la felicidad para aquel que la quiera considerar.

4 comentarios:

Florencia dijo...

Genial entrada, ME ENCANTÓ! No te podrías haber expresado mejor! Me gusta mucho la forma en que relatas las cosas. En fin, sin dudas te sigo, me gustó mucho tu blog :) Besotes!

Una loca mas dijo...

Siii, es la verdad, creo que mejor no lo podrías haber dicho, te felicito :) muy lindo el blog tambien, pasa por el mio cuando quieras http://solosoyrealista.blogspot.com/

Pamela dijo...

Grosa !
Asi es. Las feas somos mejores, jajajaja.

YamaraVM dijo...

¡Hola! Bueno simplemente quería decirte a ti como a mis otros seguidores que os he dedicado una entrada :)
Bueno un beso y pásate cuando puedas.
http://yamaravm.blogspot.com/