Otoño


Era temprano, un poco oscuro todavía. Noté que los días se estaban volviendo fríos. Sentí el ruido de las hojas secas al pisarlas, eso que tanto me gustaba, me provocó escalofríos. Como ser humano que se levanta de prisa y se va por la costumbre de llegar tarde, como quien no tiene tiempo de tomar el café en su casa, no tuve nunca el llevar de cada día, sin tener noción de la fecha, recordé perfectamente que así comenzaba el otoño. Odié sentir aquel frío en la mañana, aquellas hojas por las calles, aquella brisa que golpea al caminar, la forma en que el verano se alejó. Como alguien que vive descuidado hasta de los días que vive, el otoño es mi golpe de realidad, es cuando capto que empieza otro año, que a veces simplemente estás dejando pasar la vida, contando los días o sin saber siquiera que los vivís, de ambas formas el tiempo no espera a decisiones. Lo único que aprecio del otoño es el ruido al ir pisando hojas secas por la calle.

2 comentarios:

Rakel dijo...

aca en mi pais no tengo esa estación..pero si me encataria poder pisar las hojas que caen...pero si a ti no te gusta no te detengas a pensar en lo mala que puede ser, vele el lado positivo de las cosas!!

Una simple yo dijo...

Ai el otoño, es una estacion preciosa la verdad, solo queria decirte que tienes un blog estupendo y que escribes genial. Te espero por el mio, besitos