Conto alla rovescia


A veces vivimos esperando algo. Un momento, una fecha, un año, un suceso, un sentimiento, una palabra, un instante. Pasamos días y noches con la esperanza de que vaya a llegar, vivimos inconscientemente en cuenta regresiva hasta ese momento. Persistimos día a día en la espera de que eso pase. Una vez que se vive se transforma en recuerdo, recuerdo que al irse deja una sensación de vacío incomprensible. En la mente quedó un lugar hueco, una cuenta regresiva que ya no está, nada por lo que esperar, nada que como zanahoria para el conejo nos impulse a seguir. Pero lo que más daña es la incapacidad para recordar cómo era nuestra vida antes.

1 comentario:

Alguien dijo...

no se puede explicar de mejor manera! totalmente cierto!!
Azul♥