Horizontes


Corazón, nada es tan grande como para poder no volver jamás, ni tan pequeño para nunca olvidarlo. Los instantes se recuerdan, y en un preciso momento, a decisión de la mente. Pero por mucho que lo desees, implores y supliques, olvidar no es remedio, ni se deja de amar como tampoco decidiste empezar en un principio, las cosas suceden y con algunas aprendemos a vivir sin nunca poder impedir la marca que ya dejó, simplemente uno debe soltar

No hay comentarios: