Lejar


De mil cosas me quejé, mil cosas de vos odié. Detestaba cuando nada no era como yo quería y las cosas resultaban al revés. Pero daría todo por poder hacerte entender, que a pesar de todo eso, fuiste lo mejor. Me gusta recordarte con una lágrima, porque me hace saber que no tenerte sigue doliendo, y por mucho que asuma que nada va a volver a ser lo mismo, no te olvido.

1 comentario:

S O F I † dijo...

Es lindo recordar los buenos momentos juntos, siempre sera importante aunque no este y con el tiempo sera un dulce recuerdo que no va a doler.
Me gusto mucho lo que has escrito y el blog es hermoso!!!
Un saludo