Scendere


Una tristeza que no llega a más que al desconsuelo, y una lágrima que nunca encuentra una sonrisa.
¿Cómo aceptar que no estás ni vas a estar, si no quiero? No quiero aceptar que tu mirada no va a estar más, y tampoco tu compañía, ni todas esas veces que buscabas una caricia, ¿cómo no quererte acá de nuevo? Miles de personas no entienden el significado de perder a ese ser que siempre te acompaña, pero nadie en el mundo va a entender nunca lo que significa para mí que vos ya no estés y lo feo que se siente en todo el cuerpo. Creí que iba a doler y resultó ser mucho peor que eso, no quiero no tenerte a mi lado. Es más triste aún el hecho de saber que cada vez que estuve mal estuviste conmigo y hoy que te necesito más que nunca no estás. Me cuesta mucho aceptar que no es simplemente extrañar, es extrañar sabiendo que por mucho que lo necesite no vas a estar, y por mucho que llore voy entendiendo que no vas a volver nunca, que nunca voy a poder darte un último abrazo, que nunca voy a poder tenerte un minuto más y nunca voy a tener la despedida que no te pude dar. Mi eterna compañía desde que tengo 3 años. Los buenos recuerdos siempre van a perdurar en el tiempo.



1 comentario:

Irene Junco dijo...

Que BONITO! Que palabras más hermosas.

Me gusta tu blog, te espero por el mio

un besito!